¿Video streaming en 4K?

Por Mediastream el 02-dic-2016 9:00:00

4k.jpg

El 2016 ha sido por lejos el año en que los servicios de streaming en alta definición se han tomado las pantallas alrededor del mundo, tanto en sus aplicaciones OTT (y el boom de las series on-demand) como en redes sociales, estas últimas dadas principalmente por la nueva opción de live streaming a través de Facebook y Youtube, con contenidos y transmisiones generados a través de empresas especializadas en streaming como Mediastream.

Darle play a un video desde Internet viene con la presuposición de que el contenido será mostrado en alta calidad: ya nadie espera ver videos musicales, series o películas con imágenes poco claras o medianamente borrosas. Así, no sólo la mejora en las tecnologías de banda ancha se ha traducido en una imparable inclinación de los usuarios a preferir este tipo de contenidos, hoy en día llega nuevo integrante al equipo de las altas definiciones: el 4K, aunque su aceptación y reconocimiento en el mundo no han sido del todo sencillos.

Se ha generado un intenso debate entre usuarios acerca de si realmente es posible notar una diferencia entre Full HD y 4K. Y aunque la respuesta según el sitio Digital Trends es sí, al hacer mucho zoom a los detalles es posible ver una diferencia en la resolución, la mayoría de las personas en sus oficinas no pudieron notar qué video estaba en 4K y cuál en Full HD entre dos pantallas que mostraban el mismo contenido. Y es que, para el ojo humano, a una distancia normal, es casi imposible reconocer la diferencia.

Entonces, ¿qué pasa con esto? ¿Qué diferencia a largo plazo podría generar el streaming en 4K?

¿Cómo prepararse para el boom de streaming 4K?

Lo más importante es preparar a tu compañía anticipadamente para el boom de la altísima definición con lo que existe al día de hoy: el streaming en full HD en cualquiera de sus formas. Te lo explicamos a continuación.

Los televisores, pantallas y otros dispositivos capaces de soportar el formato 4k no han aumentado demasiado rápido. Así, el mayor impedimento para la difusión de este tipo de contenidos es la escasa disponibilidad de dispositivos habilitados. Lauren Foye, una de las investigadoras de un estudio de Juniper Research, aseguró que “se ha visto que los mecanismos de entrega de contenido han tenido una adopción más lenta, debido a que la disponibilidad de dispositivos capaces de transmitir en 4K es aún limitada”.

Así y todo, debido principalmente a una mayor cantidad de contenido disponible y a dispositivos compatibles en el futuro, este mismo estudio sugiere que sólo en contenido 4K, el número de consumidores pasará a ser de 2,3 millones para agosto de 2016, a 189 millones de usuarios globales en 2021; es decir, en los siguientes 5 años habrá un incremento de 82 veces el número de consumidores que hay al día de hoy (o, lo que es igual, actualmente existe un 1,21% de los consumidores de streaming en 4K respecto de los que habrá en 2021). Esto resulta aún más sorpresivo al considerar que países como Japón ya se están alistando, incluso, a realizar transmisiones en 8K para 2020. En otras palabras, las grandes compañías están experimentando con estas nuevas tecnologías, pero el mundo aún no está del todo preparado para hacer uso masivo de ella.

América Latina es uno de los principales mercados en alza en el consumo de video digital. Hoy por hoy, compañías especializadas como Mediastream ofrecen servicios de alta definición en vivo, además de ofrecerte plataformas personalizadas a las necesidades de tu compañía y la transmisión de contenidos on-demand en tu sitio web. Anticiparse al boom del streaming en 4k implica preparar a la empresa y a los consumidores desde hoy mismo en contenidos Full HD de fácil acceso, darse a conocer como un precursor en el uso de tecnologías a la vanguardia, familiarizar a los usuarios con la calidad de lo que muestras hoy, y así generar expectativas del tipo de streaming que mostrarás en el futuro.

Contáctanos

Tema: Insider

Deja un mensaje